Yohannes Mitchum, el sancristobaleño que sueña con ser profesional en México

El sueño de convertirse en un futbolista profesional, pisar los grandes estadios en el mundo y destacar a como dé lugar, llevó a Yohannes Mitchum a salir de la pequeña isla de la que proviene para aventurarse en el futbol mexicano, donde da sus primeros pasos con el Puebla, club que lo recibió desde mayo del año pasado.

Originario de St. Kitts & Nevis, Mitchum, con apenas 20 años, dejó a su país, su familia y a sus amigos para probar suerte en México. Fue un paso que no le generó muchas dudas, a pesar de dejar de lado sus costumbres y la vida en una isla que no pasa de los 60 mil habitantes. La razón de ello, su ilusión por convertirse en profesional, algo que busca en México.

“No es muy difícil dejar todo de lado. Cuando apenas llegué sí era muy difícil porque no sabía nada de español, pero día a día he estado aprendiendo las cosas básicas en la vida y en el futbol”, compartió el mediocampista.

En su segundo torneo con la Franja, en el duelo Sub-20 contra Cruz Azul, ingresó en el segundo tiempo y jugó 33 minutos, 13 minutos menos de los que acumuló en total en todo el Apertura 2018.

“Es difícil la Liga mexicana, es muy rápida, la altitud es importante y me he tenido que adaptar a ello”, expuso.

“¡Your right, your right (tu derecha, tu derecha)!”, le gritaba uno de sus compañeros durante el juego, para que el caribeño estuviera atento de su marca en el juego frente a La Máquina. Habla muy poco español, pero parte de la adaptación tanto de él como de sus colegas es que se entiendan sobre el campo. Recibe algunas instrucciones en inglés y otras en español, mismo que ya empieza a aprender.

“He comprendido como cuando te gritan ‘solo’ y cosas así. Estoy mejorando cada día, además de que voy a clases. Algunos de los jugadores hablan un poco de inglés, así que eso me facilita”, explicó.

A México llegó, luego de que Jaques Passy, entrenador mexicano de St. Kitts & Nevis lo conociera en dicha selección y quedara gratamente sorprendido por sus condiciones. Ahí, su exauxiliar y actual entrenador de la Sub-20 del Puebla, Héctor Herrera, también valoró su habilidad para jugar, por lo que tocó base con la directiva camotera para que se sumara al equipo. Se le dio un contrato de un año y la expectativa es que eventualmente aspire a la primera plantilla.

“En St. Kitts hay un talento impresionante. Lo que les cuesta es un tema de educación y mentalidad, se requiere mucho valor y ser muy fuerte mentalmente para salir de tu país cuando en tu país son 50 mil habitantes, cuando no sabes el idioma y no sabes de la comida”.

“Es muy fuerte mentalmente para venir aquí donde no conoces a nadie, no conoces el idioma y te has sabido adaptar. Ha caído bien en el grupo, pero tiene muy buenas condiciones técnicas, muy buena potencia y si sigue en ese camino, puede despuntar”, compartió el estratega de los juveniles del Puebla, que este viernes debutaron en el Clausura 2019 frente al Cruz Azul y lo derrotaron 3-2.

Mitchum no tiene más que palabras de agradecimiento hacia Jaques Passy, el gran impulsor de que ahora esté en México: “Es el seleccionador de St. Kitts y es muy importante en mi vida. Le tengo mucho respeto. Es amigo del presidente o un dirigente del Puebla, habló con ellos, les habló de mí, vieron videos de mí y me dieron la oportunidad de venir”, valoró.

Su adaptación ha progresado desde su arribo en mayo del año pasado y en el club valoran sus aptitudes:

“Técnicamente es muy bueno, físicamente es fuerte, necesitamos explotarlo más en el tema del ritmo, porque el caribeño es más de roce, fuerza, velocidad, por momentos técnico, pero no tan dinámicos y él tiene que mejorar temas de la dinámica y a medida que avanza en la comunicación, mejora en el entendimiento del juego”, destacó Herrera, alguna vez estratega del equipo de la ya extinta Comisión del Jugador.

El sueño sigue latente y al caribeño poco le importa haber dejado a su familia en la pequeña isla de donde es originario. Tiene bien en mente que quiere ser profesional y persigue esa ilusión cada día.

“En mi familia están muy felices por mí, siempre me alientan a seguir, a estar concentrado y buscar más. Me extrañan, pero siempre les digo que quiero jugar futbol y me apoyan. “Mi sueño es jugar futbol y seguir creciendo. Quiero jugar en las grandes ligas en Europa”, concluyó.

Fuente: ESPN

Deja un comentario