CLAROSCUROS – “El trampas”, “La quina”, el STPRM, el Leviatán… ¡Ah! Y el desabasto, por José Luis Ortega Vidal

CLAROSCUROS


“El trampas”, “La quina”, el STPRM, el Leviatán… ¡Ah! Y el desabasto

José Luis Ortega Vidal

(1)
Durante la década de los ochentas, sobre la avenida Lázaro Cárdenas en Coatzacoalcos, Veracruz, operó un periódico denominado Tribuna del Sur…
En el edificio donde funcionó aquel medio de comunicación escrita -a unas cuadras del imponente malecón porteño- se ubica en la actualidad El Liberal del Sur un impreso propiedad de Edel Alvarez Peña, Presidente del Tribunal Superior de Justicia veracruzano.
La historia del Liberal pasa por Domingo Muguira Revuelta, uno de los hombres más ricos de Veracruz y de México, empresario cafetalero y primer dueño del periódico.
Luego aparecen Miguel Angel Yunes Linares, Miguel Angel López Azuara, entre otros personajes de la vida política de la entidad jarocha…
Pero volvamos a Tribuna del Sur…
Para reporteros que trabajaron en aquel periódico y años más tarde fueron fundadores de El Liberal del Sur -ocupante hasta la fecha el edificio sede de Tribuna del Sur y empleador original de su maquinaria- el jefe tenía nombre y mucho poder: se llama Héctor García Hernández (a) “El trampas”.
De baja estatura, siempre sonriente, muy entrado el siglo XXI era común observar a García Hernández convertido en un anciano bonachón que entraba y salía de sucursales bancarias de Coatzacoalcos para realizar trámites quizá personales…
El adverbio “quizá” se justifica en el texto porque durante la década de los setenta e inicio de los ochenta, “El trampas” fue un influyente líder petrolero en el sur de Veracruz; particularmente en el antiguo Puerto México…
Hombre de absoluta confianza de Joaquín Hernández Galicia (a) “La quina” y su brazo derecho Salvador Barragán Camacho, “El trampas” se hizo millonario bajo su sombra.
El dinero legal e ilegal que el Sindicato Trabajadores Petroleros de la República Mexicana movía desde su Sección 11 con sede en Nanchital de Lázaro Cárdenas, municipio conurbado con Coatzacoalcos, era operado por Héctor García Hernández.
En 1983 fue denunciado por sus ´socios´ que lo acusaron de fraude al STPRM para ser encarcelado.
“El trampas” fue tan poderoso como líder y operador del sindicato petrolero, así como editor de Tribuna del Sur…
Lucía su amistad con el gobernador de la época: Agustín Acosta Lagunes y alguna vez lo invitaron a la entrega de los Premios Nacionales de Periodismo.

(2)
¿A qué viene todo lo anterior?
En una entrega de Claroscuros afirmé que el robo de combustible a PEMEX –entre muchos, muchísimos otros saqueos que ha sufrido dicha empresa a lo largo de su historia- es tema muy añejo.
La refinería de Poza Rica, abierta en la década de los cuarenta poco después de la Expropiación Petrolera y cerrada en 1991 durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, era saqueada por trabajadores corruptos, líderes ladrones, funcionarios y políticos del PRI que dominaron la escena del poder durante casi un siglo.
La dictadura perfecta se alimentaba de pipas llenas de gasolina en la refinería y no reportadas oficialmente…
Ni siquiera se las robaban o las asaltaban; simplemente no se reportaban y ya…
El testimonio con que cuenta el reportero ubica estos hechos en la década de los sesentas…

(3)

La refinería Lázaro Cárdenas de Minatitlán fue la primera que se construyó en México luego de que a partir de la segunda mitad del siglo XIX empresas petroleras norteamericanas iniciaron trabajos de exploración en nuestro territorio.
El sur de Veracruz ha sido y es un punto geográfico medular para el desarrollo de la riqueza energética del país.
En Coatzacoalcos se desarrolla la industria petroquímica y en Minatitlán –sede de la sección 10 del STPRM- se refina el petróleo para la obtención de combustibles.
Lamentablemente, así como Veracruz ha aportado y aporta recursos multimillonarios a la hacienda nacional, hemos padecido y padecemos condiciones histórico-culturales de corrupción que se han arraigado a nivel estructural en la sociedad y en el gobierno.
En 1985 “El trampas” salió de la cárcel y José Sosa Martínez, Secretario General del STPRM, acudió ante un juez a retirar la querella en contra suya.
El sindicato petrolero aún bajo el control de “La quina” se quedó con propiedades de su ex “socio”, incluyendo el periódico Tribuna del Sur…
Desde Minatitlán –igual que en Poza Rica- había saqueo de combustibles desde muchos años antes que la palabra huachicoleo apareciera en nuestro vocabulario.
No se puede entender la existencia del Leviatán de la corrupción mexicana sin echar mano de la historia…
El huachicoleo -antes simple desaparición de pipas llenas de combustible- forma parte menor de la cola del monstruo bíblico…
Políticos, líderes sindicales, empresas de manipulación política hechas pasar como periódicos, el trampas, las trampas, las trampas, las trampas…

(4)
¡Ah! Y las quejas por el desabasto…

Deja un comentario