Templo Mayor, por F. Bartolomé

***LLEGÓ el 1o. de julio y los mexicanos vamos a las urnas en lo que será el punto culminante de unas elecciones que seguramente serán objeto de mucho análisis y debate los próximos años.
PORQUE, más allá de qué candidato gane la Presidencia, qué partido domine el Congreso, y quiénes obtengan las nueve gubernaturas en juego, el proceso electoral quedó marcado por la polarización, la intolerancia, el mal uso de las facultades y recursos del Estado y, en muchos casos, por la violencia.
Y NO SE puede culpar sólo a un candidato, a un partido, a las autoridades electorales o a un gobierno. Prácticamente todos los actores políticos, económicos y la sociedad en general contribuyeron a crear un clima de división y confrontación.
ADEMÁS, ha sido una contienda sin real competencia en la que todo apunta a que no ganarán las mejores propuestas, sino las ganas de revancha, de devolverle la patada a una clase política que no ha tenido llenadera.
NADIE ha ganado aún, pero Enrique Peña Nieto ya puede contarse entre los derrotados. Recuperó la Presidencia para el PRI y termina su sexenio con los niveles más bajos de aprobación y su gobierno, convertido en ícono de la corrupción.
TAMBIÉN pierden los políticos en general, pues en partidos, gobiernos, congresos y poderes judiciales de todo el país los casos de corrupción y abuso son tantos que es imposible llevar la cuenta.
DE AHÍ que seguramente hoy habrá una afluencia inédita de votantes queriendo expresar su descontento, más que manifestar su apoyo a uno de los modelos de país planteado por los contendientes.
OJALÁ haya paz en la jornada de hoy, que a partir de mañana los ciudadanos encuentren tareas en común para dejar atrás la confrontación y, sobre todo, que los políticos ganadores y perdedores por igual entiendan el mensaje que dejarán los ciudadanos en las urnas. O como diría Paquita: “¿Están oyendo, inútiles?”.

***HAY QUIENES ya no se preocupan por la elección de hoy y ya están pensando en mañana… como Margarita Zavala.
CUENTAN que la ex candidata independiente lejos, muy lejos, está de dar por terminada su carrera política. Al contrario: quienes la conocen dicen que a partir de ahora buscará construir su propia opción política.
ESO EXPLICA, dicen, lo activa que anduvo Zavala apoyando a candidatos panistas en los estados, y llama la atención que reactivara su lista de correos para invitar a los medios a registrar su voto. Habrá que ver qué mensaje enviará hoy.

Deja un comentario