No teman al IMSS; hay nuevo Delegado

BREVES DE AGUARENA

Por Juan Salomón

Es delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en la zona norte con sede en Xalapa. Originario de Tabasco, antes de tomar posesión del cargo padeció en carne propia igual que muchos

derechohabientes, el pésimo servicio del IMSS. Un día lo llevaron de emergencia y no lo atendieron. Se llama Candelario Pérez Alvarado, senador suplente por MORENA y servidor público sensible. Este lunes se reunió y dialogó con comunicadores y empresarios en esta ciudad.

Comentó que se proyecta la construcción de 260 camas de hospital en la ciudad de Veracruz. Todo está listo y sólo falta el visto bueno para la millonaria inversión.

También se llevará a cabo un estudio sobre la obesidad de la gente en el estado de Veracruz, donde somos el segundo lugar en personas obesas a nivel nacional, después de Yucatán. ¡Ay nanita!

Por lo pronto ha buscado acercamiento con empresarios y servidores públicos y también se refirió a la obra hospitalaria pendiente en Xalapa. Se esperan pronto buenas noticias al respecto.

El IMSS, ese organismo tan criticado y al mismo tiempo tan útil, espera afiliar a sectores hoy desprotegidos, como taxistas y hasta periodistas y también a otros grupos vulnerables que no gozan de la seguridad social.

En la conversación salió a relucir el tema de las siete visitas que el presidente ha realizado al estado de Veracruz y de cómo capitalizarlas para beneficiar a los veracruzanos. Al presidente López Obrador hay que decirle qué necesitamos y cómo podemos coadyuvar a resolver los problemas con el apoyo del gobierno federal. En lo que respecta al IMSS el delegado está haciendo su chamba, se mueve con imaginación y capacidad, no para, sigue, sigue y sigue.

Ojalá todos los servidores públicos hicieran lo mismo en vez de sólo quejarse de que no hay recursos por culpa de gobiernos pasados.

Candelario Pérez Alvarado dijo algo importante: no hay desabasto de medicamentos. Así que si a usted, amigo derechohabiente, le salen con que no le pueden surtir la receta, ¡proteste, no se deje y acuda, de ser necesario, ante el mismísimo delegado! Seguro que los entenderá, atenderá y resolverá el problema, ¡porque él sabe lo que se siente!

Deja un comentario