Periodismo vs Medios de Comunicación

Revelaciones/Margarito Escudero Luis

Propongo este título que parece confrontar esta dicotomía, uno no puede ser sin el otro, pero hay motivos para suponer que en algún momento se separaron.

El periodismo se ha ido modificando a lo largo de su historia, según el momento que le ha tocado y los retos que ha superado.

Por ejemplo, del periódico de papel al periodismo radiofónico, hubo una serie de transformaciones que permitieron avanzar en el manejo de la información, en la presentación de las noticias.

Es sabido que, cuando en la radio había noticieros, estos consistían en leer el periódico y ¡Era normal!

Pero las mismas necesidades, el empuje de la sociedad  y la misma creatividad de los periodistas, hicieron que el noticiero radiofónico se transformara en algo más que sólo leer noticias del periódico.

Lo mismo sucedió cuando la televisión abarcó todos los aspectos de la vida cotidiana, las noticias, la información pasó a ser parte del entretenimiento y ese manejo se le da en la actualidad.

Para que todo eso sucediera, la industria transformó también las herramientas de trabajo, de la libreta pasamos a la grabadora, en el caso de la radio y para la televisión, la cámara, el micrófono se hicieron indispensable, así como el factor humano es imprescindible en la realización de los trabajos periodísticos por la vía electrónica.

Sin embargo, cuando cada medio tomó su propio rumbo, lograron coexistir, prensa, radio y televisión fueron parte de la vida cotidiana en todo el mundo, siempre en busca del plus que los distinguiera en la competencia.

Pero llegó internet, versátil, omnipresente, contundente, cimbrando a los otros tres que en un principio menospreciaron su potencial, tanto que ahora se han modificado las formas de comunicarnos, cualquier persona que tenga acceso a internet envía y recibe información a cualquier hora del día.

Las redes sociales, el correo electrónico desplazaron dramáticamente otras herramientas que apenas en el pasado reciente eran modernísimas y útiles.

Hoy en desuso, debemos aprender a adaptarnos a la velocidad con que cambian los instrumentos y la rapidez con que viajan las noticias.

La venta de periódicos ha caído dramáticamente, la televisión no encuentra un punto de acomodo, mientras ve como el raiting baja y la radio, que era el medio de comunicación de masas por excelencia, hay algunos que pronostican su desaparición, así como la conocemos.

En ese huracán de cambios, los periodistas quedamos inmersos, aprendiendo a manejar la instrumentación, adaptándonos a los veloces cambios y creyendo que podemos enfrentarlos solos, ante la aparente facilidad de manejo.

Pero no es así. Si los grandes consorcios periodísticos se han visto afectados por la irrupción tecnológica,  con mayor razón se ve afectado el individuo.

Porque si no nos hemos dado cuenta, la tecnología nos ha fraccionado en pedacitos pequeñísimos, pensando que cada periodista es una empresa.

Ahora debemos reflexionar sobre este momento histórico que nos toca vivir, una etapa de transición, de renovación de formas de hacer periodismo, ya que el mundo se hizo muy pequeño y cada uno de los periodistas, aún no podemos abarcar casi nada de lo que la tecnología nos ofrece.

Deja un comentario