Invasión ilegal de millares de reses de Guatemala con brucelosis, Juan Carlos Molina

¡Estados Unidos sella sus fronteras!

 La entrega de ganado sin el arete de identificación única, carente de la documentación sanitarios y bajo el membrete de “Crédito a la Palabra”, etiqueta del gobierno de López Obrador, ha despertado la sospecha y enojo de los hombres del campo.

Y es que las reses, con brucelosis, proceden de Centroamérica.

Son miles –se calculan dos millones de reses al año- las que entran de manera ilegal a México por Guatemala, en contubernio con las autoridades migratorias, inundando el mercado legal de los ganaderos mexicanos.

El diputado veracruzano, Juan Carlos Molina ha llamado a las más altas autoridades de la república a que pongan freno a esta migración ilegal que perjudica a todo el sur sureste de México, aprovechando que la Guardia Nacional está estacionada en la frontera sur atajando el paso de migrantes, a fin de terminar con esta competencia desleal.

“Serían además medidas en favor de la salud pública ya que en muchos casos el ganado que entran de manera ilegal viene enfermo dando lugar a epidemias como la brucelosis presente en nuestros hatos”, sostuvo.

El propio gobierno norteamericano ha solicitado de manera oficial que en el acuerdo trilateral México-Estado Unidos y Canadá se establezca un lineamiento sanitario adecuado que garantice no solo la transacción legal, sino la calidad sanitaria en el exportación.

La “National Catlemen´s Beef Asociación of USA”, ha solicitado a su Congreso un acuerdo trilateral que garantice la salud y medidas sanitarias del ganado de exportación con cero arancel a las cuotas de exportación.

Mientras las protestas en todo el sur de la república mexicana no se han dejado esperar.

Ganaderos del sur-sureste a convocatoria del líder de la CNC en Veracruz, Juan Carlos Molina ya tuvieron un primer encuentro con el Senado de la República, cuya resultante fue un punto de acuerdo para exhortar a la Presidencia de México tome cartas en el asunto y frene el paso de ganado ilegal procedente de Guatemala que arroja ganancias ilícitas a aduaneros y políticos corruptos superiores a los 2 mil millones de pesos anuales.

En tanto, el Presidente de la Unión Ganadera del Istmo “Matías Romero” de Tehuantepec, Rubén Lozano, denunció que “es un enorme riesgo para el programa el Crédito a la Palabra la entrega de ganado ilegal y enfermo que más que ayudar nos perjudica”, dijo.

Sostuvo además que el ganado procedente de Guatemala en la mayoría de las veces llega con “aretes” clonados para aparentar que son reses nacionales.

“Son animales de desecho los que nos envían”, asegura.

Tanto los ganaderos del sur del país, como los congresistas mexicanos y las propias asociaciones ganaderas de Estados Unidos esperan que el gobierno de López Obrador se pronuncie al respecto.

Hasta el momento el gobierno federal no se ha pronunciado.

Deja un comentario